Tipos de arcilla para tu piel

Actualizado: 15 de jun de 2020

Tener una piel sana, libre de impurezas y cada vez más joven es el sueño de todos. Con las arcillas para la piel se consigue conservar la epidermis, dotarla de hidratación y aportar regeneración. A nivel general, las arcillas poseen propiedades desinfectantes, desintoxicantes, antiinflamatorias, depurativas y calmantes.



Tipos de arcillas

Arcilla blanca: También llamada caolín, suele estar aconsejada para las pieles más sensibles y secas. Aporta las propiedades vistas anteriormente, además de muchos minerales, siendo calmante, descongestionando así la piel, dejándola totalmente nueva.


Arcilla verde: Para pieles grasas, aporta minerales, como el magnesio y elimina el exceso de grasa que suelen tener este tipo de pieles. Es absorbente, con poder antibacteriano, desintoxicante, desinfectante, ayuda a depurar capas profundas de la piel y reduce el dolor, en caso de que tengamos.


Arcilla roja: indicada para pieles sensibles. Es rica en óxidos e hidróxidos de hierro, ayuda a aumentar el riego sanguíneo, estimula el riego linfático y va fantástica para depurar el rostro.


Arcilla de rassoul: Es conocida como la arcilla roja de Marruecos, y tiene un color entre grisáceo y rosado. Sirve para nutrir diversos tipos de piel. Entre sus propiedades destaca que previene el envejecimiento y las manchas y aporta esa luminosidad tan especial. También se emplea en el cabello para frenar los problemas de dermatitis seborreica.


Estas arcillas tienen múltiples propiedades exfoliantes, purificadoras y de limpieza de impurezas en la piel, son de rápida absorción, y previenen las bacterias que pueden adquirir nuestros rostros cuando están muy expuestos a la contaminación ambiental.


32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo